Consigue tu cupón descuento del 5% en compras de parafarmacia rellenando los datos.

Presenta el código de descuento que recibirás al suscribirte, en tu próxima compra en la Farmacia 

Ver información de privacidad


¿Qué es el dolor articular?


El dolor en las articulaciones es un síntoma muy frecuente que dificulta el poder llevar una vida normal en muchas personas.

Según un estudio hecho por la Fundación Internacional de Artrosis (OAFI), el 73% de las mujeres padece dolor articular después de los 35 años, mientras que solo lo padecen el 63% de los hombres.

El malestar en los brazos y en las articulaciones como las rodillas, codos, muñecas o tobillos, hacen difícil el poder realizar muchas actividades de la vida cotidiana y se ve afectada la calidad de vida del paciente.

Cuando el dolor se vuelve crónico puede llegar a afectar a factores fisiológicos de la persona, como es el sueño y el hecho de tener un buen descanso.

Es muy importante determinar las causas del dolor para poder reducirlo.


Causas del dolor articular


El dolor articular puede ser de características mecánicas o inflamatorias.

Cuando el dolor deriva de una característica mecánica, los síntomas suelen agravarse con los movimientos o al hacer esfuerzos y éstos mejoran con el reposo.

Este tipo de dolores en las articulaciones es muy característico de procesos degenerativos, como la artrosis.

Sin embargo, cuando el dolor es de característica inflamatoria, normalmente no mejora con el reposo y se suele acompañar de enrojecimiento e inflamación de la articulación.

Estos síntomas son comunes en las enfermedades reumáticas inflamatorias, como la artritis reumatoide.

Hay que tener en cuenta que existen más de 250 enfermedades reumáticas, por eso es tan importante realizar un buen historial clínico para poder llegar al diagnóstico correcto.


Síntomas del dolor articular


Cuando un paciente empieza a sufrir dolor en las articulaciones, los síntomas más comunes suelen ser estos:


Rigidez en las articulaciones.
Inflamación.
Entumecimiento.
Dolor, más intenso al final del día...

No sólo tenemos un dolor intenso, inflamación y rigidez , sino que perdemos movilidad y nos vemos más incapacitados para hacer nuestras tareas diarias.


¿Qué puedo tomar para el dolor de articulaciones?


Cada vez más personas optan por tomar complementos alimenticios de origen natural para ayudar a bajar la inflamación, conseguir más movilidad y calmar el dolor.

Hay sustancias como la Cúrcuma, Boswellia, Colágeno, Vitamina C, Condroitina, Ácido hialurónico y Harpagofito, entre otros, que forman parte de complementos alimenticios dirigidos a calmar los dolores y disminuir la inflamación.


¿Para qué sirve la Cúrcuma?


¿Para qué sirve la cúrcuma?



La cúrcuma es una especia aromática que se usa en la cocina para condimentar diferentes platos, sin embargo, tiene muchas propiedades y beneficios para nuestra salud.

El principio activo de la cúrcuma es la curcumina, muy utilizada para tratar afecciones en las que haya inflamación. Se utiliza en los dolores articulares, en caso de traumatismos, dolor de muelas y hematomas.

La acción antiinflamatoria que posee la cúrcuma se basa, sobre todo, en la capacidad que tiene para reducir la liberación de ciertas sustancias que están involucradas en los procesos inflamatorios.

La cúrcuma tiene la capacidad de estimular la producción de cortisona en las glándulas adrenales.

Por eso la cúrcuma tiene una acción antiinflamatoria muy similar a la de los corticoides, que son sustancias que se utilizan en la medicina para tratar inflamaciones agudas de las articulaciones.


Colágeno para el bienestar de las articulaciones


El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo, el porcentaje en el que se encuentra en nuestro organismo es del 25-30% de la proteína total. Forma parte todos los órganos y tejidos.

Es muy importante para la protección y el desarrollo de: músculos, órganos vitales,
cartílagos, tendones, huesos, piel, córnea, ligamentos, pared de los vasos sanguíneos, encías y dientes.

A partir de los 25 años el colágeno que producimos empieza a disminuir.
Los complementos de colágeno también suelen llevar en su composición vitamina C, ya que es necesaria para que nuestro cuerpo fabrique colágeno.

A parte de sus otras muchas propiedades, el colágeno:

Evita la flacidez de los músculos.
Ayuda a calmar el dolor y potencia la movilidad en los síntomas de la fibromialgia.
Previene y ayuda a combatir los dolores óseos y articulares.


Magnesio para huesos y articulaciones


El magnesio es el cuarto mineral más abundante en el cuerpo humano.
Más del 99 % del magnesio presente en el organismo se encuentra en los huesos, en los tejidos blandos no musculares, en los músculos y también en la sangre.

La cantidad diaria de magnesio al día en condiciones normales para una persona adulta son:

Mujeres adultas: 310-320 mg.
Hombres adultos: 400-420 mg.


Propiedades del magnesio


Ayuda a aumentar el rendimiento físico.

Durante el ejercicio, el magnesio se encarga de transportar la glucosa a los músculos y, además, elimina el ácido láctico, evitando así que este se acumule en los músculos y
provoque dolor.

Tiene propiedades antiinflamatorias.

El magnesio está involucrado en el proceso inflamatorio.
Algunos estudios han mostrado una relación inversa entre el consumo de magnesio y un nivel elevado de la proteína C reactiva (PCR), un marcador de inflamación.

Propiedades descontracturantes

El magnesio es un mineral imprescindible para lograr una buena relajación muscular y un buen funcionamiento del músculo cardíaco y del sistema nervioso.
El magnesio evita la aparición de rampas musculares y ayuda a calmar el dolor articular.

Tiene acción neuro relajante sobre la musculatura esquelética así como ligamentos y tendones, relajando en casos de tensión y de esta forma también descarga las articulaciones en casos de artritis, artrosis, actividad física, contracturas y neuralgias.


Alimentos ricos en magnesio


Actúa junto al calcio en la formación de huesos y dientes, está relacionado con el buen funcionamiento de los sistemas nervioso y muscular (contracción y relajación de los músculos, protección de las articulaciones).

Todos estos alimentos son muy ricos en magnesio:


Plátano
Semillas de cáñamo
Linaza
Semillas de sésamo
Almendras
Semillas de calabaza
Chocolate
Avena
Nueces
Semillas de girasol


Minerales para mejorar las articulaciones y huesos


Comer de forma adecuada y saludable puede ayudar a mantener y fortalecer el hueso y el tejido articular.
Se recomienda una dieta equilibrada en proteínas, vitaminas y minerales.

Calcio y fósforo: estos minerales ayudan en la formación, desarrollo y mantenimiento de huesos y dientes.

Magnesio: forma parte de las membranas de las células y la estructura ósea. Su injesta debe ser equilibrada con el calcio, ya que su carencia inhibe la producción de vitamina D, necesaria para la correcta mineralización ósea.

Silicio: participa en la producción de elastina y de colágeno, que ayudan a fijar el calcio y el magnesio en los huesos, también estimula la formación y mineralización ósea.

Azufre: el azufre se encuentra en el colágeno, elemento que forma tendones, cartílagos y ligamentos.


Alimentos para fortalecer nuestras articulaciones y huesos



Semillas y frutos secos: las pipas, semillas de sésamo, cáñamo o calabaza y frutos secos como las almendras, piñones, tienen gran cantidad de magnesio.
Las almendras, avellanas, nueces, cacahuetes o pistachos aportan gran cantidad de fibra y minerales como el potasio, calcio, fósforo, hierro y zinc.


Legumbres: la soja contiene gran cantidad de magnesio, el doble que las alubias y garbanzos y más del triple que las lentejas
Las legumbres nos aportan proteínas vegetales y aminoácidos que se complementan muy bien con los de los cereales.

Las legumbres también son ricas en minerales (calcio, hierro y magnesio) y en vitaminas del grupo B.

Cereales integrales: el trigo, arroz integral, avena, mijo y quinoa son ricos en magnesio.

Verduras de hoja verde: acelgas, las espinacas y el brócoli también tienen gran cantidad de magnesio.

Frutas desecadas: tanto los higos como los dátiles son ricos en ponifenoles, que ayudan a restaurar la masa ósea y la estructura del hueso.

Proteína animal: las aves, carnes magras y los pescados son ricos en azufre.

Verduras y hortalizas: un componente de la cebolla que es la quercetina ayuda a prevenir la pérdida de masa ósea y es una buena aliada en la osteoporosis.



Recomendaciones a la hora de practicar deporte



Recomendaciones para hacer deporte


Evitar tener sobrepeso

Las articulaciones si se tiene un peso excesivo tienen que realizar un mayor esfuerzo, lo que conlleva más desgaste.

Preparar la musculatura para el deporte

Antes y después de realizar cualquier deporte hay que hacer calentamiento y estiramientos para que no se produzcan lesiones.

Usar buen calzado

El utilizar un calzado adecuado nos ayudará a mejorar el impacto y minimizar las posibles lesiones.

Ejercicios combinados

Realizar un entrenamiento con ejercicios diferentes reduce la posibilidad de sobrecargar músculos y articulaciones.

Buena hidratación

La hidratación es muy importante para el fortalecimiento de nuestras articulaciones.

Hay que hidratarse antes, durante y después del ejercicio y reponer las sales minerales que podamos perder mediante el consumo de frutas o bebidas isotónicas, con el fin de evitar calambres y otras lesiones.

Los deportes menos nocivos para las articulaciones por su poco impacto son: natación y remo, ciclismo, senderismo, chi kung, Tai chi, pilates y yoga.


Hábitos saludables para proteger las articulaciones


Mantén una dieta saludable: consume alimentos ricos en calcio (para fortalecer los huesos), en proteínas (para los músculos) y vitaminas A, C y D.

Haz ejercicio regularmente.

Evita en lo posible el sobrepeso.

No realices esfuerzos innecesarios.

Evita el tabaco y no abuses del alcohol.

Trata de dormir al menos 8 horas.

Complementos alimenticios: algunos compuestos como el colágeno, la glucosamina (sulfato), el ácido hialurónico, vitamina C, magnesio, zinc, cobre, extractos vegetales (cúrcuma, boswelia, bambú), MSM (metilsulfonilmetano) y el condroitin sulfato pueden favorecer la recuperación articular.


Desde Farmacia Rastro te vamos a recomendar un complemento alimenticio para que te ayude a aliviar los dolores, disminuya la inflamación y mejore tu movilidad.


ARKOFLEX® DOLEXPERT COLÁGENO


Arkoflex para fortalecer huesos y articulaciones



Complemento alimenticio en polvo, a base de Colágeno hidrolizado y tipo II nativo, Ácido
hialurónico, Magnesio, Manganeso, Cúrcuma y Vitaminas C, B1, B2, B6, B12 Y D. Con edulcorantes.

Esta fórmula está compuesta por una asociación única e innovadora de ingredientes para ayudar a la movilidad y la nutrición de huesos, cartílagos y músculos.

Además de colágeno hidrolizado y tipo II nativo, Arkoflex Colágeno Fórmula Expert, asocia ingredientes especialmente seleccionados por sus benefiicos en el aparato locomotor.



Ingredientes


Cúrcuma: ayuda a mantener la flexibilidad articular, favoreciendo la movilidad.
Vitamina C: ayuda a la formación normal de colágeno para el adecuado funcionamiento de huesos, cartílagos y piel.
Magnesio: ayuda al funcionamiento normal de músculos y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.
Manganeso: ayuda a la formación normal del tejido conectivo y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.
Vitamina D3: contribuye al mantenimiento de los huesos en condiciones normales, al funcionamiento normal de los músculos y al mantenimiento de los niveles de calcio en sangre, así como a su absorción y utilización.
Vitaminas B1, B2, B6 y B12: contribuyen al metabolismo energético normal y al
funcionamiento normal del sistema nervioso.

Modo de empleo

Adultos: 1 cacito raso al día (13 g), diluido preferiblemente en un gran vaso de agua o zumo, a temperatura ambiente.
Para una mejor solubilidad del producto, se recomienda añadir el líquido al final y remover enérgicamente. 


Consigue tu cupón descuento del 5% en compras de parafarmacia rellenando los datos.

Presenta el código de descuento que recibirás al suscribirte, en tu próxima compra en la Farmacia 

Ver información de privacidad